• Lento pero seguro

    Queda muy poco para la entrada del verano y llega la temible hora de ponerse el bañador, mirarnos en el espejo y no vernos tal y como deseáramos. Esperamos que no te duela oír esto pero, si “no has hecho los deberes” durante el año, ya llegas tarde a la operación bikini.

    No escuches ni hagas caso de las dietas milagro, perjudicarán a tu salud a corto y largo plazo. Los efectos rebote de estas dietas son muy habituales, es decir, perderás peso y lo recuperarás igual de rápido en cuento te olvides de la dieta.

    Lo mejor es tener sentido común durante todo el año: cuidados habituales y excesos puntuales.

    Son muchos los que piensan que perder muchos kilos en poco tiempo es un logro, ese es el error. El objetivo es cuidarse durante todo el año, la consecuencia de este hábito es perder peso de forma progresiva y saludable.

    Los principales consejos para conseguirlo son: huir de las comidas copiosas, comer cinco veces al día, beber suficiente agua, planificar nuestro menú semanalmente (así evitaremos que la falta de algún alimento nos haga acudir a la “comida rápida”), comer muy variado y que la base de nuestra dieta sean las frutas y verduras de temporada.

    Y como no, huir del sedentarismo introduciendo el deporte en nuestro día a día.

    Anímate a cuidarte todo el año, no funcionará si sólo lo haces unos meses. Recuerda que lo saludable no es una moda pasajera es un estilo de vida.

    Deja tu comentario →

Deja tu comentario

Cancel reply