• Deja de quejarte y empieza a ser agradecido

    Esto no significa que nunca puedas expresar una desilusión o desagrado, o que no puedas servirte del alivio de un oído comprensivo; aunque es más difícil ver todo lo bueno que te rodea, en lugar de lo malo.

    Te propongo un ejercicio, consiste en centrar nuestra atención en lo positivo, en ser agradecido por lo que está saliendo bien, en lugar de concentrarse en lo que no, cada vez que pienses algo negativo, trata de buscar un pensamiento positivo opuesto. Sé que es un esfuerzo, pero merece la pena.

    Diversos estudios han demostrado que las personas que regularmente expresan gratitud son más saludables, realizan mayores progresos hacia sus metas, y tienen un mejor bienestar psicológico.

    Además de los beneficios que tiene para uno mismo, también hace que sea mucho más agradable estar cerca de ti.

    Deja tu comentario →

Deja tu comentario

Cancel reply