• Deja de ignorar tu estrés

    El estrés es un proceso natural que responde a nuestra necesidad de adaptarnos al entorno; un entorno en constante cambio. El estrés no es algo “malo”, pero resulta perjudicial si es muy intenso o se prolonga en el tiempo. Cuando no manejamos el estrés, nuestro cuerpo se expone a una sobreactivación que debilita el sistema inmunológico, aumenta el riesgo de enfermedades, pasa factura a tu salud mental y a tu habilidad para tomar buenas decisiones. Por esto, no debemos intentar eliminarlo, sino aprender a minimizarlo, a utilizarlo a nuestro favor. Existen técnicas de reducción de estrés, mediante el control de pensamientos, la relajación, respiración, mindfulness, etc. Busca un hueco en tu agenda, y te ayudaremos a descubrir cómo gestionarlo. 

    Deja tu comentario →

Deja tu comentario

Cancel reply