• ¿Curar con las manos?

    Entre creyentes acérrimos y detractores podemos dividir a los dos “bandos” que están a favor y en contra de estas prácticas, hablamos de las terapias alternativas y hoy concretamente del Reiki.

    El Reiki se puede definir como una técnica de sanación a través de la imposición de manos. Se trata de canalizar energía, desde un emisor hasta un receptor con el fin de curar o mejorar ciertas molestias o enfermedades.

    Reiki proviene del japones y significa, Rei (universal, sin límites) y Ki (energía vital). Con esta técnica se consigue que el mecanismo de autosanación que posee el cuerpo se active, se logra mediante la armonía y el equilibrio.

    Se recomienda como camino para encontrarse a uno mismo, para mejorar trastornos psicológicos o cualquier molestia o enfermedad corporal. Hoy en día se ha incluido como tratamiento alternativo en varios hospitales españoles aunque la comunidad científica sigue poniendo en duda su supuesta efectividad. Pero la gran cantidad de gente que lo practica (notando mejoras en sus dolencias) y el no tener ninguna contraindicación ni efecto secundario, hacen del Reiki una de las prácticas alternativas más fiables.

    Deja tu comentario →

Deja tu comentario

Cancel reply