• Come bien, vive mejor

    Podríamos pasarnos horas hablando de los alimentos saludables y de los menos recomendados, de lo que nunca debemos comer y de lo que tendríamos que incluir en nuestra dieta diaria. Pero todo esto se puede resumir con dos palabras: dieta mediterránea.

    La palabra dieta proviene de la palabra griega diaita y significa estilo de vida equilibrada. Algo que aúna vida y equilibrio tiene que ser bueno por naturaleza.

    Los cereales, las legumbres, las verduras, las frutas, los frutos secos, los huevos, pescados, carnes y lácteos son la base de la dieta mediterránea. NO APARECEN ni las grasas saturadas, ni los azúcares refinados, ni el alcohol, ni la cafeína… por lo que queda claro lo que se debe y no se tiene que comer. Combinando todos los alimentos saludables, creando platos coloridos y divertidos y utilizando la regla de la justa medida para evitar atracones, llegamos a conocer la clave de una correcta y saludable dieta.

    Además, sin olvidar el significado de vida equilibrada, debemos añadir a nuestra dieta una ración de deporte diario moderado. Todo esto nos ayudará a reducir la obesidad y el colesterol, evitar enfermedades cardiovasculares y aumentar nuestra esperanza de vida.

    Consigue una dieta equilibrada en carbohidratos y proteínas, rica en fibras y antioxidantes y vive más y mejor.

    Deja tu comentario →

Deja tu comentario

Cancel reply